El kayak es un vehículo muy manejable y que, sin causar el menor daño, te permite acceder hasta los rincones más escondidos, pudiendo ir cerca de las rocas, descubriendo todos los detalles y parando en cualquier momento y lugar para descansar, disfrutar o bucear. Hay kayaks para todos los públicos y gustos. Hay dos grandes diferencias: Una está en la forma, que se adecua al uso que se le va a dar a la embarcación, ya sea descenso de ríos, travesía de mar, paseo u otras modalidades más específicas, como rodeo (olas de río), surf etc. La otra diferencia está en si son abiertos o cerrados. Los kayaks cerrados,te permiten ir seco, exigen cierto nivel y saber esquimotear (maniobra para darse la vuelta una vez estás boca abajo). Y los abiertos, más sencillos de usar y sin ningún riesgo, en los que vas sentado encima, más fresquito, y desde los que te puedes tirar fácilmente al agua para refrescarte. Estos son perfectos para iniciarse en este deporte y disfrutar a la vez de lo que nos aporta la costa de Ibiza.